Juniorísimas

Sinfonía Futbolera!

Sinfonía futbolera! Sinfonía en Clave de Gol Con un manjar de buen fútbol el cuadro Barranquillero alcanzó una nueva victoria en el estadio metropolitano al derrotar tres por uno al […]

Sinfonía futbolera!

en clave de Gol

Sinfonía en Clave de Gol

Con un manjar de buen fútbol el cuadro Barranquillero alcanzó una nueva victoria en el estadio metropolitano al derrotar tres por uno al actual campeón de La Liga Águila, el Deportivo Cali.

Los dirigidos por Alexis Mendoza saltaron al terreno de juego con hambre de triunfo y un amplio menú futbolístico,  desde el minuto uno inquietaron el arco de Ernesto Hernández con un cabezazo de Tesillo y  tan solo un par de minutos más tarde intentaría nuevamente anotar con un remate de larga distancia.

Las opciones de gol continuarían llegando y en los pies de Ovelar, Jarlan y Murillo se ahogaron  oportunidades claras de irnos en ventaja.   Sin embargo los locales seguían dominando el juego y  con paredes y sociedades de lujo entre los tres pequeños  gigantes hacían prever lo que sería una gran sinfonía futbolística que encontraría su nota más alta al minuto 28 cuando después de una habilitación perfecta de Barrera, Vladimir Hernández anota el gol de su carrera, una espectacular chilena con un gesto técnico envidiable del delantero  Barranquillero abriría el camino del triunfo rojiblanco.

Junior con la ventaja no bajo los brazos, por el contrario siguió creando opciones claras de gol, siendo la más destacada la desperdiciada por Jarlan Barrera al intentar hacer un lujo y querer bañar al cancerbero Hernández.  La jugada no salió como esperaba el samario desperdiciando la oportunidad de anotar o en su defecto de habilitar a Roberto Ovelar que entraba solo por izquierda.

Sin embargo la noche aún era joven para Vlacho, el jugador guardaba una joya más para deleitar a los asistentes al estadio, y en una magnifica jugada individual se autohabilita dejando a dos rivales en el camino, el ultimo con caño incluido,  quedando  mano a mano con el arquero y definiendo con un potente derechazo y  una ubicación perfecta al palo derecho.  Doblete de fantasía para el minion más grande!

Con esto se terminaba el primer tiempo y sin temor a equivocarme han sido los mejores 45 minutos de la era Alexis Mendoza, el equipo en cada una de sus líneas se vio inmejorable:   seguridad defensiva en el fondo con cierres acertados y precisos de Tesillo y Correa;  sincronización perfecta con los volantes de recuperación que siguen siendo fundamental en el esquema defensivo;  buena salida y proyección de los laterales, cada vez me sorprende más el joven Murillo, y Noguera retomando poco a poco el nivel que sabemos que tiene;  ni que hablar de la creación, sinfonía musical entre Juan David Pérez, Jarlan Barrera y Vladimir Hernández, los tres pusieron el balón como un corozo en el medio campo y dejaron mareados a los defensores visitantes.  Si bien es cierto que el balón es esférico  para todos los equipos, algunos – como Junior ayer – tienen  la potestad y habilidad de hacerlo ver más redondo y rápido en el campo de juego.

El segundo tiempo mostraría otra cara Juniorista, en algunos jugadores fue evidente el agotamiento físico  por la seguidilla de partidos en el calendario y el desgaste empezó a pasar su cuenta de cobro.  A mi gusto Alexis se demoró un poco en los cambios, el equipo pedía a gritos un nuevo aire en el medio campo para controlar el balón, el mismo que en los primeros 45 había sido como un imán a los pies de los jugadores rojiblancos, parecía tener un repelente magnético hacia ellos. El Cali aprovechó y convirtió el descuento a los 19 minutos del segundo tiempo y con más empuje que fútbol buscaba ansiosamente la paridad en el marcador.

Finalmente se movió la banca e ingresaron al terreno de juego Ortega por Jarlan, Toloza por Ovelar  y  Narvaez por Perez .  Con los cambios se ganó mayor tenencia y dominio del balón, sin embargo todos quedamos esperando que Ortega desplegara su fútbol, mas aun teniendo en cuenta los halagos que hizo el técnico de la selección Colombia, Jose Nestor Pekerman, pero ni aun asi el jugador muestra entereza en el campo de juego.

Con la habitual paridera se jugaron los minutos finales del encuentro, pero seria Guillermo Celis el encargado de sentenciar el triunfo rojiblanco con un gol al minuto 90 de juego decretando un contundente y merecido 3 – 1 sobre el Deportivo Cali.

Junior ganó,  y si bien es cierto que su nivel disminuyo notablemente en el segundo tiempo, y que es evidente que tenemos que aprender a cerrar los partidos – tarea pendiente de Alexis – me quedo con lo alcanzado en la primera mitad.  Una victoria categórica ante los azucareros comandada por el que es, hasta ahora,  el mejor jugador de la plantilla este semestre:  Vladimir Hernández.  Su rendimiento ha sido impecable y ayer lo confirmó anotando dos golazos de talla internacional.  Su rendimiento solo lo  iguala un jugador en el equipo, Gustavo Cuellar, quien ya fue llamado a la selección nacional como premio a su notable rendimiento en la Liga.

Ayer quedó demostrado que cuando Junior sale a jugar fútbol  lo hace alcanzando unos niveles de armonía  inimaginables, si antes lamentábamos  la partida de un jugador que llevó la 10 tiburona en su espalda y regaló magia en el Metro, hoy agradecemos su partida porque en su reemplazo no vino un jugador sino un trío de mosqueteros que llenaron el Metropolitano de una sinfonía futbolera perfecta!

Cortesía de Josefina Barros @JosefinaBarrosB

Cortesía Imagenes @JuniorClubSA

Comentarios Cerrados